¿Por qué el cardo es típico de navidad en algunas zonas? ¿Sera porque, cuida nuestro hígado y favorece su buen funcionamiento, porque es un alimento que mejora las digestiones y tiene gran acción depurativa? ¿O porque esta buenísimo y es de temporada de invierno? Si a esto le sumamos las propiedades y el sabor del musgo de mar, tenemos un platazo de mar y tierra.

Ingredientes:

-1 diente de ajo

-1 puñado de avellanas tostadas

-Aceite

-Sal

-Pimienta

-Perejil

preparación:

1-Ponemos una olla a presión al fuego con agua, una tercera parte de la misma aproximadamente.

2-Cuando el agua hierva incorporaremos el cardo limpio y troceado, salamos cerramos y lo tendremos en la olla rápida 10 minutos.

3-Limpiamos los hongos, sazonamos ligeramente y en una sartén bien caliente echamos un chorro de aceite bajamos la temperatura y rehogamos durante unos 5 minutos, moviendo continuamente. Los sacamos con su jugo y reservamos.

4-En la misma sartén sofreímos la cebolla, el ajo picados y el musgo de Irlanda en trocitos, añadimos un poco del agua de cocción y a temperatura baja vamos pochando durante unos 15 minutos.

5-Incorporamos los hongos y el jugo que tenemos reservados, añadimos la pimienta y dejamos a fuego medio durante 5 minutos.

6- Vertemos en un bol y pasamos por la batidora añadiéndole agua de la cocción hasta obtener la textura deseada.

7-En una cazuela ponemos a calentar la salsa junto a los cardos escurridos, tapamos y los mantenemos a fuego muy bajo otros 5 minutos.

8-A la hora de servir, espolvoreamos el perejil y las avellanas tostadas y un hilito de aceite.