El nombre deriva del vocablo griego chondros  (cartílago, refiriéndose a su textura) y del latin crispus  (crespo o rizado, por su morfología).

En algunos países occidentales se usaba para clarificar la cerveza que se destilaba en los hogares.

Tras un hervido prolongado se obtiene una gelatina que se puede hacer más sabrosa añadiendo vino o zumo de limón, y que se les da a los inválidos para recuperar fuerzas (Prat, 1850).

A veces se convierte en una solución pegajosa para utilizarla como cola (Prat, 1850).

Se emplea en Japón de varias formas. Se conserva secado al sol. Al hervirlo se obtiene una gelatina que se puede comer o usar para almidonar prendas. (Smit , 1905).

 

Bibliografia:
 ¿Las algas se comen?.Universidad de Cadiz UCA, 2016
Nuestra web utiliza cookies .Si aceptas expresamente nuestra política de cookies en la fase de registro y/o continúas en la Web navegando , de esa acción se inferirá que aceptas la instalación y uso de las cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This